No importa si fue suerte: el gol propciado por D’Alessandro (izq) le permitió al Inter pasar a la final.

Photo Credit: 
Getty Images