Backe no pudo morderse la lengua y se llevó una multa de $2.500.

Photo Credit: 
Getty Images