Al igual que sus compañeros, Chad Barrett (der) anduvo con la pólvora mojada frente al Galaxy.

Photo Credit: 
Getty Images