Playoffs Scoreboard

Recap
Leg 1
11/23 FINAL
1LA
0SEA
RECAP
Recap
Leg 2
11/30 9:20pm
SEA
LA
ESPN
Western Conference Championship
Recap
Leg 1
11/23 FINAL
1NY
2NE
RECAP
Recap
Leg 2
11/29 3:00pm
NE
NY
NBCSN
Eastern Conference Championship

Copa Oro: Panamá celebró hasta la madrugada en el Cowboys Stadium, y no quieren parar ahí

Escuche la previa de la Final de la Copa Oro en Tiro Libre Radio con los protagonistas de EE.UU. y Panamá, incluyendo a Blas Pérez, Gabriel Torres, Julio Dely Valdés, e incluso Mariano Rivera.

ARLINGTON, Texas - Cuando el árbitro Courtney Campbell hizo sonar su silbato por última vez en el terreno del Cowboys Stadium, marcando el final del partido entre Panamá y México, la delegación canalera saltó a la cancha para celebrar el triunfo en la bombca central. Sin embargo, la celebración no terminó ahí, como era de esperarse. A partir de entonces, comenzaba a percibirse un escenario digno de una canción de Rubén Blades.

Mientras nos dirigíamos para la conferencia de prensa del director técnico mexicano, José Manuel "Chepo" de la Torre, en la esquina opuesta del pasillo los panameños se juntaron en frente de su vestuario y con euforia entonaban cánticos de "¡Viva Panamá!". Justo cuando algunos de nosotros buscábamos acercarnos para obtener sus impresiones, ingresaron por la puerta que los llevaría a otra dimensión donde se sientan los futbolistas a reflexionar después de una derrota, y en este caso, a festejar un triunfo.

Los relojes de los periodistas que esperabamos a los jugadores panameños en la zona mixta se impacientaban, ya que tan solo el capitán Román Torres se había acercado a conversar brevemente con algunos de nosotros. Los minutos seguían pasando y los jugadores finalistas seguían dentro de su camerino en el extremo sur del estadio de los Dallas Cowboys de la NFL. Julio Dely Valdés apenas se asomaba camino a la conferencia de prensa, donde otro grupo de colegas de los medios de comunicación aguardaban su presencia. 

Las manecillas del reloj ya habían dejado de contar los minutos después que pasaron de la 1:00 a.m., cuando de repente el beisbolista de los New York Yankees Mariano Rivera salió de aquella dimensión desconocida para muchos, y de inmediato fue abordado por el mar de medios de comunicación presentes. Todos queríamos hablar con él, aunque en la intensidad del momento, todos queríamos preguntarle lo mismo.

"Fue una victoria excelente. Los muchachos lo hicieron fenomenal", declaró el lanzador de los Yankees en un tono pausado. "Panamá hizo lo que tenía que hacer, había una meta y esa meta se logró".

Curiosamente, Sandman llegó al Cowboys Stadium proveniente del Rangers Ballpark tras el partido de los Yankees ante los Texas Rangers, pero no lo hizo en cualquier momento. Tal y como lo había augurado Julio Dely Valdés, Rivera llegó para 'cerrar' el partido, ya que justo cuando ingresó a su suite, Román Torres fusiló de cabeza al arquero mexicano. "¡Oh, muchacho! Casi tumbamos la suite. Fue algo espectacular. Éramos el 1% y los mexicanos el 99%", reconoció Rivera.

Mientras el beisbolista respondía a los cuestionamientos de los medios, el grito de un jugador panameño "¡Baila Panamá, que esto es pa' ti!" acompañado por una salsa de Rubén Blades, irrumpió el momento sublime con Rivera. En ese momento, los demás futbolistas de Panamá se convirtieron en las notas musicales que acompañaban los versos del ex cantante de la Fania, a través de un parlante conectado a un reproductor de música. Salían uno por uno del camerino, bailando y atendiendo a los medios con una sonrisa igual al momento inestimable que vivían. 

Blas Pérez fue uno de los hombres más acediados y sin desprenderse del instante ya pensaba en la final del domingo ante Estados Unidos. "Tenemos que sacrificarnos el doble de lo que hicimos esta noche, que fue un partido muy intenso". Además, la final servirá para que el jugador del FC Dallas se reencuentre con su amigo y excompañero suyo en el club texano, Brek Shea. "Será un encuentro bonito. Brek es una gran persona, gran jugador y un gran amigo personal".

'Súper Ratón' caminó hacia un lado, y mirando hacia el otro se observaba como Dely Valdés regresaba de su conferencia de prensa, pero no contentos con sus declaraciones, los periodistas presentes decidimos abordarlo de nuevo; esta vez para sentirlo un poco más personal, y dejándole un mensaje a la gente de su país: "El pueblo panameño se merece esto. Lo deben disfrutar muchísimo, pero siempre con juicio y que no se pasen de la raya".

"Realmente este torneo está hecho para que México y Estados Unidos lleguen a la final. Pero Panamá se ha clasificado con méritos propios", reconoció el director técnico panameño, al tiempo que replicó a una de las preguntas sobre si Panamá le había dado un golpe a la CONCACAF. "Sí, llamémoslo así, de esa manera".

El propio Valdés se encargó de sellar esta epopeya que inspiraron sus jugadores con la victoria sobre México y saborearon al ritmo de uno de los cantantes de salsa más reconocidos del género. El entrenador nos miró, sonrió y se concluyó: "¡Viva Panamá, Viva Panamá!".