Copa Oro 2013 | Previa de la gran final entre Estados Unidos y Panamá

Concacaf Gold Cup trophy

Photo Credit: 
CONCACAF Communications

Escuche la previa de la Final de la Copa Oro en Tiro Libre Radio con las voces de los protagonistas de EE.UU. y Panamá.

Estados Unidos mantiene intacta su condición de favorito para llevarse la Copa Oro 2013, una vez que llega con marca perfecta a la gran final. Panamá sigue demostrando que tiene hambre de hacer cosas importantes y desafiando a su propia historia futbolística, está a tan solo un paso de conseguir su primer título continental. Si esta final fuera una metáfora, seguramente nos recordaría a la historia de David contra Goliat, y sobraría decir quién adoptaría cada rol protagónico.

La semifinal entre los norteamericanos y Honduras resultó ser una de las mejores presentaciones de los dirigidos por Jürgen Klinsmann quienes lograron desplegar lo que muchos suponen sería el sistema ideal para esta selección. Con toques de primera intención, de máximo dos pases y buscando siempre la verticalidad. La selección “B” de las barras y las estrellas parece por momentos estar presionando fuerte para ser la A.

EL PODERÍO ESTADOUNIDENSE

Durante el torneo EE.UU enfrentó a tres rivales considerados como débiles; en esos partidos los estadounidenses no perdonaron y golearon a sus rivales sin dejar dudas de su superioridad. Belice, Cuba y El Salvador sintieron todo el poderío del arsenal en el once norteamericano representado por Landon Donovan, Chris Wondolowski, Eddie Johnson y Joe Corona, entre otros.

Sus otros dos sinodales representaban un grado de dificultad superior, Costa Rica y Honduras. Ambos rivales directos en el Hexagonal Final y a quienes ya enfrentó este año. En el Hexagonal frente a los ticos, ganó por la mínima diferencia con un clima que condicionó el encuentro. Por lo cual el morbo hacía pensar que los ticos tendrían una mejor chance de derrotarlos en el torneo veraniego. Pero esto no sucedió, los estadounidenses fueron pacientes, y mataron a su rival al más puro estilo de los predecesores de Klinsmann, con un contragolpe letal liderado por el “Capitán América” en el que Brek Shea dio la estocada final.

Con los catrachos ya se habían enfrentado en dos ocasiones, con un triunfo por bando y siendo los centroamericanos los únicos que hasta ahora le han ganado a los norteamericanos en la ronda Hexagonal. Por lo cual se esperaba un partido cerrado, en el que si bien era favorita la selección de los Estados Unidos, se esperaba que Honduras diera la pelea. Sin embargo, Estados Unidos dominó el juego a placer, dando lo que hasta ahora, podría ser la mejor actuación de la selección bajo el mandato del técnico de nacionalidad alemana. Su fútbol gustó, ganó y aunque meter tres goles no es necesariamente una goleada, a los catrachos les salió barato el resultado. Incluso cuando se metieron al partido con un gol circunstancial, rápidamente Alejandro Bedoya y Donovan se encargaron de apagar esa pequeña ilusión tan solo un minuto después.

Debido al paso arrollador que está teniendo Klinsmann con su selección en el 2013, ya acumula una racha de diez partidos consecutivos con puras victorias. Y se le presenta la gran posibilidad de combinar jugadores de sus dos selecciones para buscar a un plantel mucho más fuerte, una vez que puede empezar incluso a experimentar en los partidos restantes de la eliminatoria mundialista donde marcha en primero y está a muy poco de clasificarse matemáticamente al Mundial.

PANAMÁ QUIERE SEGUIR CELEBRANDO

Panamá goza de estar en un estado de gracia nunca antes visto en su fútbol, ya que aunado a derrotar a los mexicanos en dos ocasiones para meterse en la final de la copa se encuentra también peleando fuertemente por un boleto al Mundial en el Hexagonal Final. Los panameños además tienen el beneficio de no cargar con el estrés y la presión que genera ser el favorito, algo que si carga su próximo rival. Por lo que llegan a esta instancia tumbando gigantes en su camino y con todo que ganar y muy poco, sino es que nada, que perder.

Para entender lo que está viviendo el cuadro centroamericano hay que remontarse una década en el pasado, cuando empezaron con un trabajo serio en su fútbol. En el 2005, dieron la primer gran sorpresa al meterse a la final de la Copa Oro. Ese mismo año participaron por primera vez en el Hexagonal rumbo a Alemania 2006. Aprovechando su experiencia como seleccionado, su categoría de leyenda y su participación como entrenador de selecciones juveniles, Julio Dely Valdés se hizo cargo de la selección absoluta en el 2010 con su hermano en el cuerpo técnico. Para la Copa Oro 2011, dieron su segundo gran golpe, al derrotar a los Estados Unidos en la fase grupos y relegándolo al segundo puesto.

En la actual Copa Oro volvieron a ubicarse en un grupo con una de las dos potencias de las zonas, México. Una vez más, como en el 2011, derrotaron a la potencia y lo relegaron al segundo lugar de grupo. Con la diferencia que esta vez al enfrentarlo nuevamente en semifinales, no se conformarían con quedarse en la antesala de la final. Derrocaron a los Aztecas de forma convincente. Al final con algunos problemas que parecían generarse ellos mismos sabiendo que estaban muy cerca de conseguir algo histórico para su fútbol. Al final el gol de Blas Pérez, uno de sus grandes líderes y otro del capitán Román Torres bastaron para alzarse con un 2-1.

Aparte del delantero del FC Dallas, Blas Pérez, su otra carta fuerte en zona ofensiva es Gabriel Torres, con sus goles en la primera ronda frente a México y Martinica que les aseguraron el primer lugar de grupo. Contra la débil selección cubana en cuartos de final, los panameños demostraron que ellos también pueden marcar diferencias frente a los ahora más débiles de la zona, con goleada incluida. Goleada que inició el propio Torres con un doblete.

Panamá ha demostrado que es la selección con más progreso en la zona sin lugar a dudas, a pesar de que no cuenta con un vasto número de jugadores para seleccionar, y sin una gran infraestructura como la de otros en la zona. Ha sabido utilizar lo que tiene y maximizarlo para obtener resultados, los cuales están llegando. En otras palabras están dándole un giro radical a su historia.

Por si fuera poco, la cenicienta, caballo negro, o como usted guste llamarle cuenta con motivación extra ya que una leyenda del deporte panameño y del beisbol de las grandes ligas, Mariano Rivera los ha apoyado de cerca. El jugador de los New York Yankees se ha convertido en un amuleto, y sin duda ha contribuido a que la confianza, determinación e ilusión se mantengan intactas entre sus jugadores.

La ciudad de los vientos recibirá la final de la Copa Oro el domingo, y será ahí sobre el Soldier Field que sabremos quién es el nuevo rey de la zona, un viejo portador de la corona o un nuevo e inédito monarca. La última vez que Estados Unidos ganara la copa en el 2007, fue precisamente en Chicago lo cual es solo un ingrediente más que se mezcla con todos los demás que dan como favorito a los norteamericanos. Los panameños se han deshecho de cualquier atadura de lo que dicta su pasado y siguen soñando en un dulce sueño del cual no se les ven ganas de despertar nunca jamás.

Antecedentes memorables en Copa Oro USA vs. Panamá

Copa Oro 2005 – Final
Tras empatar a cero goles el partido se tuvo que definir en tanda de penales. Donde los estadounidenses ganaron 3-1, y donde curiosamente Donovan anotó uno de esos penaltis y Jorge Dely Valdés falló el suyo.

Copa Oro 2011 – Ronda de Grupos
Panamá dio una de las sorpresas más grandes de la historia de la copa y confirmó que quiere dejar de ser un equipo chico de la zona al derrotar a Estados Unidos 2-1 en Florida.

Copa Oro 2011 – Semifinal
Estados Unidos tuvo su revancha en esa misma edición, y no la desaprovechó. Clint Dempsey tuvo varias fallas aquella tarde pero acabó definiendo el partido con un gol a menos de 15 minutos del final.