Copa Oro: Luis Fernando Suárez, DT de Honduras: “Yo tengo unas ganas de aguarles la fiesta”

ARLINGTON, Texas – Luis Fernando Suárez quiere arruinar la fiesta que, en teoría está servida para que los Estados Unidos y México jueguen de nuevo la final de la Copa Oro 2013 de CONCACAF.

En conferencia de prensa celebrada en el Cowboys Stadium, donde Honduras enfrentará a EE.UU., el colombiano se mostró ilusionado con alcanzar el partido en Chicago.

“Yo tengo unas ganas de aguarles la fiesta, así vaya muy poquita gente o solo hondureños el día del partido en Chicago”, reconoció Suárez. “Uno debe tener siempre ambición de querer conseguir cosas. Mañana es una oportunidad linda de cambiar ese esquema de que no sea solamente México y Estados Unidos”.

LEA: La selección hondureña se mide ante Estados Unidos en las semifinales de Copa Oro

Ante el favoritismo de los estadounidenses, el timonel de la bicolor declaró que su equipo está preparado para buscar el paso a la final. “Si [perdemos] es porque ellos hicieron las cosas mejor, pero nosotros nos programamos para ganar. Nunca voy a permitir que mis jugadores se den por vencidos antes de un partido”.

En ese sentido, Suárez compartió una anécdota de cuando entrenaba a la selección de Ecuador en la Copa Mundial de Alemania 2006. “Después del Mundial, nos invitaron a todos los técnicos a darnos la memoria técnica”, recordó Suárez.

“El técnico de Francia [Raymond Domenech] decía que él siempre le había dicho a sus jugadores que iban a estar el 9 de julio en la final, pero recordó que ‘lo que nunca les dije fue que íbamos a ser campeones, y por eso somos segundos’. Uno mismo es el que construye, o en muchos casos destruye”.

LEA: Jorge Claros, mediocampista de Honduras, le coquetea a Sporting Kansas City

Honduras y los EE.UU. se enfrentarán por tercera ocasión en este año, luego de los dos partidos de eliminatorias que han dado como resultado una victoria para cada uno como locales. La última derrota que sufrió el equipo de Jürgen Klinsmann fue precisamente el 2-1 en San Pedro Sula, por lo cual la semifinal del miércoles se presenta como un encuentro esperanzador para los hondureños.

“Honduras se puede definir como un equipo incómodo. Porque hay una competencia por estar en la selección de parte de los jugadores jóvenes, y aparte de su condición, hay una actitud grande para afrontar los partidos”, señaló el DT catracho. “Honduras no ha sido solamente el rival más difícil para los Estados Unidos, sino que cualquier entrenador que enfrente a Honduras, lo va a sentir incómodo”.

A pesar que el sentir general de la afición hondureña no es favorable hacia el fútbol que ha practicado la selección, Suárez rescata los valores de sus jugadores en la cancha. “En este grupo, aun perdiendo siempre ha tenido ganas y deseo por ganar y hacer algo diferente”.