Copa Oro Crónica: Estados Unidos 5-1 El Salvador... Landon Donovan se inspira en Baltimore

Le tomó 21 minutos a la selección de los Estados Unidos en Baltimore tomar el liderazgo ante una selección salvadoreña que tenía el apoyo del público, pero una tarde inspirada de Landon Donovan sentenció la noche. 

Rodolfo Zelaya descontó para los cuscatlecos cuando perdían por dos goles, pero no fue suficiente. Además de registrar tres asistencia Donovan anotó el cuarto gol de los estadounidenses, y se convierte en una de las figuras indcisutidas de la Copa Oro 2013 de CONCACAF.

EL PARTIDO 

A los 21 minutos, luego de un tiro de esquina cobrado en corto, Donovan centró para que Clarence Goodson enviara la pelota al fondo de la red, abriendo así el marcador para Estados Unidos. A partir de ahí, el partido se abrió y les permitió a ambos conjuntos buscar el arco contrario, a la vez que cedían algunos espacios.

Ocho minutos más tarde, Chris Wondolowski le dejó la pelota a Joe Corona en la cabeza del área, quien dejando a un defensa en el camino anotó el segundo gol del encuentro. Los EE.UU. se adueñó de las acciones a partir de entonces y tanto Wondo como Donovan tuvieron oportunidades para aumentar el marcador.

Sin embargo, Roberto Zelaya le dio la esperanza a El Salvador. DaMarcus Beasley derribó al delantero salvadoreño dentro del área, en una decisión que protestaron los estadounidenses, pero que el árbitro Enrico Wijngaarde sentenció a favor de La Selecta. Zelaya cobró el penal a lo panenka y mientras Nick Rimando se estiró a la izquierda, El Salvador descontaba para el 2-1.

Recién llamado en reemplazo de Hérculez Gómez, el delantero de los Seattle Sounders, Eddie Johnson ingresó al minuto 60 por Wondolowski. Inmediatamente demostró porqué fue llamado al combinado nacional. Con la primera pelota que tocó, cabeceó un centro de Donovan para el 3-1.

La recompensa más grande para Donovan llegó al minuto 78, cuando Johnson el devolvió el favor, y dejando al portero salvadoreño en el camino, anotó el cuarto gol para los EE.UU., sepulando toda ilusión restante para El Salvador.

A seis minutos del final, Kyle Beckerman le entregó una pelota al hombre de la noche, Donovan, quien levantó la pelota cerca del primer poste para que Mix Diskerud pusiera de cabeza el quinto y definitivo.

Hacia el final del partido, la amplia afluencia de salvadoreños en el M&T Stadium tomaron represalias contra Donovan, tirándole vasos, botellas e incluso gafas de sol desde las gradas; con las cuales quiso bromear e intentó ponéselas, pero uno de los árbitros assitentes se lo impidió. Estados Unidos consigue de esta manera nueve victorias en fila en partidos internacionales y se perfila como el gran favorito a quedarse con la Copa Oro.