Copa Oro Cuartos de Final Previa: México vs. Trinidad & Tobago - Beenhakker y sus fantasmas; Panamá vs. la milagrosa Cuba

Los cuartos de final de la Copa Oro 2013 se definieron en los últimos minutos de los juegos del grupo B y C que tuvieron dramáticos finales.

El sábado 20 de julio tendremos los dos primeros partidos de los cuartos, cuando los dos clasificados del grupo A, Panamá y México enfrenten a los sorpresivos equipos caribeños de Cuba y Trinidad & Tobago. Cubanos y trinitarios se metieron a esta ronda con triunfos inesperados en el último partido que disputaron en la ronda de grupos.

REPASE: La cobertura completa de la Copa Oro 2013 de CONCACAF 

MÉXICO VS TRINIDAD & TOBAGO
Estadio Georgia Dome, Atlanta, GA. 6:30 PM, hora del Este

Los mexicanos comenzaron mal la defensa del título al caer en el día inaugural en un Rose Bowl repleto de aficionados aztecas. Las críticas para El Tri fueron durísimas al caer con Panamá, incluso los fieles seguidores de la selección mexicana en suelo estadounidense mostraron su enfado con la selección al arrojarle de todo al técnico José Manuel de la Torre en su camino a los vestidores.

Recompusieron el camino con triunfos de 2-0 y 3-1 sobre Canadá y Martinica respectivamente, y lograron su pase a los cuartos como segundo lugar del grupo A. Sin embargo una gran mayoría de la prensa, aficionados y gente de futbol en el medio mexicano tan solo destacan el resultado, al asegurar que el funcionamiento y el estilo de juego de la selección es muy malo, poco lucido y rayando en lo aburrido.

Para las expectativas que se tienen de una selección mexicana, aun siendo catalogada como “B”, lo mostrado hasta ahora es de muy baja calidad, para un futbol que supuestamente es muy superior al de la zona. Entre lo destacado se encuentra Marco Fabián, quien marcara gol en cada uno de los partidos de grupo; Luis Montes quien ha sido de las más gratas revelaciones en el mediocampo mexicano y posiblemente Raúl Jiménez, quien tal vez sea el único de esta selección que en realidad sea considerado hoy como una jugador de selección ”A”.

Trinidad & Tobago llegó como una incógnita total y a diferencia de México se esperaba menos de ellos, una vez que su fútbol se vio en retroceso tras no poderse clasificar al Hexagonal Final lo cual habían logrado en las anteriores tres eliminatorias.

El equipo trinitario arrancó su participación con un empate frente a El Salvador, en un partido muy abierto y hasta cierto punto de lo más espectacular de la Copa. Después cayeron sorpresivamente frente a Haití. Parecía que ahí terminaría la participación de las islas, una vez que en el último partido enfrentarían al líder de grupo, Honduras.

Sin embargo, frente a unos catrachos con muchos cambios al saberse primeros de grupos, y con una expulsión en la primera mitad en contra, los caribeños aprovecharon las circunstancias para vencerlos. Pero no se conformaron con un gol, sino que marcaron un importantísimo segundo tanto que los catapultó hasta el segundo lugar de grupo y superar a los salvadoreños.

Su hombre clave en el campo, hasta el momento es su centro delantero, quien cuenta con un fuerte físico, potencia, altura y contundencia. Kenwyne Jones ha marcado dos goles y ha servido una asistencia, participando en tres de los cuatro goles trinitarios. Jones, quien milita en el Stoke City inglés, es la clave con la cual los trinitarios le querrán hacer daño a los mexicanos.

A la sombra de Leo Beenhakker

Los caribeños tienen un hombre clave también fuera de la cancha, su director deportivo, Leo Beenhakker. El holandés fue quien los dirigió en el Mundial de Alemania 2006, y es el hombre detrás de la cortina. Beenhakker analiza los juegos de Trinidad y sus rivales, toma notas e incluso da sus opiniones al banquillo trinitario en pleno partido, al igual que baja al vestidor durante el medio tiempo. Al holandés no le es extraño el fútbol mexicano y de hecho lo conoce bastante bien;  ya en dos distintas épocas dirigió en México al América y a las Chivas del Guadalajara, además de haber dirigido a jugadores aztecas en clubes europeos,  el caso de Hugo Sánchez y Joaquín del Olmo. Su sabiduría también podría ser clave en el intento de los trinitarios de destronar al rey.

México sin duda sigue siendo el gran favorito para ganarle a Trinidad. Los mexicanos de hecho nunca han perdido frente a un país caribeño en la historia de la Copa Oro, pero las dudas que genera el equipo mexicano en su funcionamiento y confianza tienen a una desencantada afición y prensa con el sentimiento de que la derrota podría llegar.
 

---

PANAMÁ VS CUBA
Estadio Georgia Dome, Atlanta, GA. 3:30 PM, hora del Este

La selección panameña fue una agradable sorpresa en el grupo A al clasificarse como primero del grupo A con 7 puntos, invicto y sobre el ampliamente marcado como favorito México.

Panamá inició el torneo abollándole la corona al actual bicampeón de la Copa Oro en el día inaugural del torneo en el Rose Bowl. Aquella tarde el goleador Gabriel Torres marcó un doblete histórico para su selección, ya que con el triunfo de 2-1 sobre los aztecas registraron el primer triunfo del país centroamericano en la historia sobre los mexicanos.

Para sus siguientes dos partidos de grupo Panamá encaró a dos escuadras ordenadas y que priorizaron siempre el defenderse, lo cual le dejaba poco espacio a los panameños. Blas Pérez se unió al grupo para enfrentar dichos encuentros, ya que en el juego contra México se encontraba aun con el FC Dallas. Contra Martinica, los panameños anotaron ya en los minutos finales mediante la vía de un penalti convertido una vez más por su goleador, Gabriel Torres. En el último partido de grupo frente a la decepcionante selección de Canadá, los panameños no arriesgaron de más ya que sabían que con el empate aseguraban el liderato del grupo.

Cuba, de cenicienta a incógnita

Cuba en cambio es el último invitado a la segunda fase, al clasificarse como el segundo mejor tercer lugar. En sus primeros encuentros los cubanos salieron goleados frente a Costa Rica y los Estados Unidos aunque sí lograron poner resistencia en los primeros tiempos de ambos juegos. A Costa Rica le costó mucho, pero una vez que abrieron el marcador en el segundo tiempo los cubanos ya no fueron los mismos. Contra Estados Unidos incluso se pusieron al frente en el marcador con un gol de José Alfonso Pita, pero los norteamericanos reaccionaron, y en la segunda mitad nuevamente la defensa cubana se desmoronó.

Los cubanos llegaban a su último encuentro frente a Belice con la necesidad de golear por 4 goles para lograr el boleto a cuartos y desplazar a Martinica de uno de los mejores terceros puestos. De forma increíble, con un fútbol agresivo y yendo al frente a buscar los goles que necesitaban, los cubanos golearon a Belice 4-0 con un hat-trick de Ariel Martínez y un gol milagroso en el minuto 90+3 anotado por Jenier Márquez. Ese cuarto gol parecía en fuera de lugar, pero el árbitro no lo marcó y a los cubanos poco les importó, y festejaron como si hubieran ganado la copa.

Pareciera que para Cuba la misión en esta copa ya está cumplida al clasificarse por segunda vez en su historia a los cuartos de final. Siendo para ellos oro puro lo que venga, por lo cual Panamá sale como el gran favorito para meterse a semifinales. Habrá que ver qué tan bien manejan la presión en su condición de favoritos los centroamericanos y si tienen la paciencia necesaria para batir el cerrojo cubano.