Copa Oro Crónica: Estados Unidos 4-1 Cuba | Con dos goles de Chris Wondolowski, EE.UU. clasifica a cuartos

SALT LAKE CITY - La selección de los Estados Unidos clasificó este sábado de forma matemática tras golear al plantel de Cuba por 4-1, en partido de la segunda jornada de la Copa Oro de la Concacaf disputado en el estadio Río Tinto de Salt Lake, ante unos tres cuartos de entrada (17.597 espectadores). Con este resultado, da un paso importante para terminar en primer lugar de su grupo, a la espera de lo que pueda hacer Costa Rica, que juega a continuación ante Belice, y con la que se tendrá que enfrentar el martes próximo.

El equipo de las Barras y las Estrellas puso de inicio a los tres jugadores que militan en el equipo local del Real Salt Lake, ante la satisfacción de los aficionados. Los goles fueron de José Ciprián, que adelantó a los cubanos; mientras Landon Donovan, Joe Corona y un doblete de Chris Wondolowski le dieron la victoria a los estadounidenses.

EL PARTIDO

El encuentro se desarrolló con sorpresa inicial, porque el combinado cubano presentó batalla desde el inicio con un plantel bien ordenado, al igual que hiciera ante Costa Rica. Jugando un 4-2-3-1, liderados por su capitán Jorge Luis Clavelo en el eje central de la defensa, y con dos rápidos estiletes en bandas, Ariel Martínez y Alberto Gómez, que aprovechaban cualquier recuperación de pelota para montar un contragolpe.

A los 8 minutos, primera llegada local de peligro con una bonita combinación entre Joe Corona por derecha y Landon Donovan, que el capitán América no llegó por muy poco a desviar una gran asistencia del volante del Tijuana. 

Estos dos mismos protagonistas tuvieron una segunda jugada de peligro sobre el arco cubano, cuando en el 13’, en el primer tiro de esquina, Donovan colgó el balón al primer palo y Corona peinó rozando el travesaño.

Hay que llegar hasta el minuto 33’ para que podamos destacar otra ocasión clara de gol para los locales, cuando Brek Shea cuelga desde la izquierda, y de nuevo Corona no llega por poco a desviar con el pie derecho.

Pero la sorpresa vino en la siguiente jugada (34’). Una rápida contra desde la derecha del veloz Martínez, se va en velocidad hasta línea de fondo, pisa el área y manda un centro mortal a José Ciprian que la engancha de primera con la derecha y bate a Nick Rimando, casi a bocajarro, poniendo el 0-1 en el marcador.

El combinado de Klinsmann se quedó paralizado por unos minutos, y los caribeños tuvieron una nueva llegada en la que Jaine Valencia disparó alto desde el borde del área. A partir de ahí, las llegadas al área cubana son constantes de los estadounidense, incluido un gol anulado a Donovan, a pase de cabeza de Hércules Gómez, en claro fuera de juego (43’).

Hasta que en el 45’, justo antes del descanso, el árbitro canadiense David Gantar determina pena máxima en el área de Cuba, por una falta de Jeniel Molina sobre Corona, muy protestada por los caribeños, tras una bonita serie de paredes con Donovan, y que el propio Landon se encargó de trasformar en el empate 1-1 con el que se llega al final del primer periodo.  

En la segunda mitad se inició con un espectador vestido de las barras y las estrellas saliendo al pasto, algo que está siendo más habitual que lo admisible en los campos de fútbol. Y, también con una modificación por parte de Juergen Klinsmann, la entrada de José Torres por Shea como volante por izquierda.

El cuadro USA empezó presionando, con un primer tiro de esquina al 47’ tras varios remates  a puerta con peligro. En el 52’, una falta sobre Edgar Castillo por izquierda es ejecutada por Donovan al segundo palo, al que Orozco no llega de cabeza por muy poco. Se vuelve a repetir una falta similar, ahora ejecutada por Torres con resultado parecido, porque Clavelo vuelve a evitar el remate de Orozco al segundo palo.

Hasta que llegó el minuto 57’ donde Corona, el mejor jugador local de la tarde, se llevó su merecido premio al anotar el 2-1, tras un gran disparo cruzado a media altura, desde el borde de la media luna, tras asistencia de Stuart Holden, al que nada pudo hacer el arquero Odelin Molina.

Pero, dos minutos más tarde, Cuba volvió a dar otro susto a la fanaticada del Río Tinto. Se produjo una dudosa jugada en el área de Rimando, en la que Ciprian se iba por derecha y Oguchi Onyewu se tira y anticipa a tocar el balón, pero con la duda de si toca también al buen delantero centro cubano.

Entre medias, Chris Wondolowski entro de cambio por un poco afortunado Gómez, y el trigoleador de la primera jornada seguía con la pólvora encendida. Al 66’, volvió a funcionar la conexión Kyle Beckerman y Wondo, porque un centro del capitán del RSL fue desviado por el goleador de los Quakes para convertir el 3-1.

Klinsmann agotó cambios dando entrada a Mix Diskerud por Holden, para refrescar la media cancha; mientras Walter Benítez optó por dar cambiar su punta de ataque, entrando Alexey Zuaznabar por un exhausto Ciprián, que dejó muy buena imagen. Posteriormente, la de Valencia por Miguel Ángel Sánchez.

Wondolowski pudo incrementar su cuenta en el 79’, tras un pase de la muerte de Donovan, pero su remate a bocajarro, en el área chica, fue salvado con los pies por Molina. Cuba tuvo una respuesta posterior, en la Rimando tuvo que salir de su arco para atajar una llegada y remate muy peligroso de Zuaznabar. 

Pero en la siguiente que tuvo, Wondo no perdonó y en el 85’, tras una jugada dentro del área de Castillo, anota su segundo tanto, que es también el quinto del torneo. Con lo que cerró el partido y el pase a la siguiente fase del seleccionado USA.