Copa Oro: Luis Fernando Suárez no le cierra las puertas a Jerry Bengtson, pero afirma que debe disculparse

HARRISON, NJ - Honduras no ha adolecido de un hombre gol en años recientes tanto como ahora. Hubo una vez, no hace mucho, cuando Honduras resolvía sus problemas frente al arco con nombres como Carlos Pavón y Carlos Costly. Se pensaba que para el proceso de Luis Fernando Suárez la respuesta goleadora sería Jerry Bengtson. 

Sin embargo tras la derrota en el Hexagonal ante Costa Rica y el relego del delantero a la banca ante Jamaica, detonaron un conflicto interno en el cual Bengtson acabó abandonando la concentración. Desde entonces el delantero del New England Revolution no ha sido convocado de nuevo a la bicolor.

En aquel momento Bengtson dio fuertes declaraciones al Diario Diez de Honduras.

“Después del partido contra Costa Rica a mí me echaron toda la culpa del partido. El profe me dijo que yo no había jugado mal. Después me dijo que no iba a jugar contra Jamaica y dije yo: 'bueno, vamos a apoyar al compañero que esté ahí', pero esperando que me diera una oportunidad en el segundo tiempo, unos cinco minutos. No me la dio y dije; 'esto fue por la pérdida contra Costa Rica’. Y a pesar de que Bengtson sabía que sus formas no eran las correctas no dio marcha atrás en sus declaraciones.

Luis Fernando Suárez sin embargo no le cierra las puertas a Bengtson en la selección catracha, ya que aparte de buen futbolista lo considera una persona de mucha calidad humana, “Yo no soy capaz de cerrarle las puertas a ninguna persona, aunque sea mala persona, y Jerry no es ni siquiera mala persona, es una excelente persona, un gran ser humano tremendamente espectacular. Una persona a la cual aprecio y quiero mucho”.

Suárez indicó, el domingo en la tarde en conferencia de prensa desde el Red Bull Arena, que en aquél momento Bengtson no encaró de la manera adecuada su situación, “Tuvo un momento difícil. Tal vez no lo afrontó de la mejor manera. Hay momentos en que uno no tiene la tranquilidad necesaria  para afrontar una determinada situación”.  Además agregó que lo realizado por el delantero, puesto en la balanza es muy superior a sus actos negativos. “Si yo hago un sopeso de todas las cosas buenas que ha dado Jerry, y las cosas malas que ha dado o con las cuales yo me he sentido mal, es una diferencia inmensa la que está a su haber, es muy positiva”.

Bengtson también admitió en aquella ocasión que a pesar de su actitud, él no tiene nada personal con Suárez. Algo que se reflejó e hizo más eco hoy, ya que el técnico colombiano solo tuvo palabras de alago para el delantero.

"Sólo le quiero decir al profe que con él no tengo ningún problema, no tengo nada. Hemos tenido una buena relación, me llevó a los Olímpicos. Las cosas con él se van a arreglar".

Aunque Suarez admitió que ya habló con Bengtson y dejó entrever que la relación entre ellos está en buenos términos, dejó en claro que el delantero aún debe pedir disculpas a sus compañeros antes de poder ser llamado nuevamente a la bicolor.

“Creo que de todos modos hay algo que debe ocurrir antes de un llamado. Que converse con los jugadores, con el preparador físico. Ya lo hizo conmigo yo ya hable con él, pero sobre todo con el caso de quien lo remplazó en ese momento, Roger Rojas. Debe dar una disculpa, con los jugadores dar una disculpa y lógicamente con el preparador físico, cuando eso ocurra debe olvidarse todo. Y buscar la manera de que él sea uno más de las posibilidades para la clasificación, pero sabemos que tiene las condiciones para poderlo hacer”, concluyó el timonel de la selección hondureña.

Honduras enfrenta a Haití en la apertura del grupo B de la Copa Oro de CONCACAF el lunes desde el Red Bull Arena.