Playoffs Scoreboard

Recap
Leg 1
11/23 5:00pm
LA
SEA
ESPN
Recap
Leg 2
11/30 9:00pm
SEA
LA
ESPN
Western Conference Championship
Recap
Leg 1
11/23 1:30pm
NY
NE
NBC
Recap
Leg 2
11/29 3:00pm
NE
NY
NBCSN
Eastern Conference Championship

¿Podrán los clubes de la MLS por fin terminar con la hegemonía de los de la Liga MX en la Champions League?

Hace ya 10 años que el salir campeón de la CONCACAF Champions League tomó una relevancia agregada, ya que no solo otorga el honor de ser el mejor de la zona sino que también entrega un boleto directo para competir en el Mundial de Clubes.

En la edición del 2005, el Saprissa de Costa Rica sorprendió a los Pumas de la UNAM y parecía establecer un precedente de que el torneo no sería dominado por los clubes del país azteca.

Sin embargo, lo del 2005 resultó ser la excepción a la regla. La hegemonía de los clubes mexicanos ha sido abrumadora, llegando a tener presencia en las 10 finales desde entonces y habiendo ganado nueve de forma consecutiva. Por si fuera poco, siete de esas últimas nueve finales se han disputado exclusivamente entre clubes mexicanos.

Con el pasar de los años, la MLS indudablemente ha crecido en nivel futbolístico, pero no ha podido ser capaz de demostrarlo a nivel continental ya que los clubes emeleseros se ven constantemente eliminados en las fases de eliminación directa contra los clubes del país vecino del sur.

2906052.jpg

Real Salt Lake empató en su visita a Monterrey, pero perdió en la vuelta en casa 1-0 en la final de la Champions de 2010-11

 - USA Today Sports

El único club de la MLS que logró llegar hasta la final en este periodo, fue el Real Salt Lake en la campaña 2010-11. En aquella ocasión los monarcas se quedaron en la orilla por muy poco, tras haber conseguido el empate como visitantes en la ida, cayeron en casa por la mínima ante el Monterrey.

Y aunque el Real Salt Lake ha sido el único en llegar hasta la final, fue el Seattle Sounders FC el que logró romper el hito de que no se lo podía ganar a los clubes mexicanos en una eliminación directa, cuando en la campaña 2012-13 echó a los Tigres de la UANL con una remontada memorable en cuartos de final.

Los pequeños pasos que dieron el Real Salt Lake y el Seattle Sounders no son para menospreciarse, pero sí parecen ser muy poco en 10 años para el enorme progreso que ha habido en la liga estadounidense. Pasos muy lentos y cortos.

La MLS y sus clubes han llegado a un punto en la que el torneo continental se ha convertido en una obsesión, ya que la potencial conquista del torneo establecería un golpe de autoridad en la zona. Levantar el trofeo significaría finalmente tener algo palpable para poder afirmar que el fútbol de la MLS ha evolucionado y que no solo está para competir con los clubes mexicanos, sino que está para ganarles.

¿Pero qué motivos habría para creer que esta edición del torneo será finalmente en la que se rompa la hegemonía establecida por los clubes aztecas para darle cabida a la gloria emelesara? O mejor aún, ¿Existen tales motivos?

Acá los 5 motivos que marcarían un destino diferente para los clubes emeleseros en la Concachampions 2014-15:

1. Clubes con Orgullo y Aires de Grandeza

2906052.jpg

New York Red Bulls ha hecho una inversión enorme y quiere verla recompensada.

 - Action Images

La responsabilidad de dar la cara por la MLS y mostrar que están a la par de sus homónimos de la Liga MX, recae en cuatro de las instituciones más serias, competitivas y en la que las exigencias tanto de la dirigencia como de los aficionados son altas. Sporting Kansas City, New York Red Bulls, Portland Timbers y D.C. United no tienen excusa válida para no traer la copa a sus vitrinas.

Estos cuatro clubes, saben perfectamente que no hay cabida para el fracaso en el torneo en el que se presenten, ya que los cuatro alardean de tener como objetivo ser el club más grande de la MLS. Por lo cual, ser congruente con sus objetivos exige ganar trofeos, y que mejor si son de carácter internacional.

Al Montreal Impact lo dejo fuera de esta terna a propósito, ya que su clasificación al torneo continental se da gracias a lo logrado en el campeonato canadiense, un torneo en el que apenas juegan dos series de ida y vuelta - y no a sus actuaciones en la MLS.

2. Primera Fase a Modo

El formato del torneo, desde hace ya dos ediciones, favorece a los clubes mexicanos y de la MLS en el sentido que no se tienen que ver las caras en la fase de grupos. Por lo cual, los clubes de la MLS, en teoría, deben de pasar la primera fase con comodidad y sin pretexto alguno. Teniendo solo que preocuparse por enfrentar a los aztecas en duelos de eliminación directa.

Los cuatro clubes estadounidenses de la MLS (de nuevo, dejamos al lado al Impact), llegan a esta primera fase con buen ritmo, ya que se encuentran con alrededor de dos tercios de la campaña local a cuestas. Además, tres de ellos se encuentran en zona de clasificación a Playoffs, mientras que los Timbers están a tan solo dos puntos de meterse en ella.

3. Jugadores de calibre internacional

Tres de las cuatro instituciones cuentan con jugadores que internacionalmente saben lo que representan los torneos continentales de esta índole. Por lo cual no sería nada extraño verlos incrementar su nivel para lograr algo que sería histórico.

Los Red Bulls cuentan con Thierry Henry y Tim Cahill (izquierda), creo aquí está de más decir de quién estoy hablando.

2906052.jpg

El boliviano Jaime Moreno (derecha) frente a Luizao del Vasco da Gama en la final de la Copa Interamericana 1998, que ganó D.C. United, por 2-1 en el marcador global.

 - Archivo

Sporting KC cuenta con los recientemente mundialistas con Estados Unidos, Matt Besler y Graham Zusi, y en el banco se encuentra un colmilludo en torneos sudamericanos como lo es Claudio Bieler. Portland cuenta con una legión de argentinos que encabeza Diego Valeri y en la cual también se encuentra el hombre que fuera clave en la conquista de una Copa Libertadores con Estudiantes de La Plata, Gastón “La Gata” Fernández.

Quizás el D.C. United sea el que menos cuente con figuras que tengan un fogueo internacional importante. Pero estamos hablando del equipo capitalino, el máximo ganador de Copas MLS, y en el que los nombres que jueguen no importan, sino los títulos. Los jugadores deben de tener más que claro para qué club están jugando. Además, junto con LA Galaxy, es el único equipo de la MLS que ha ganado la Champions de CONCACAF, en su formato anterior y la extinta Copa Interamericana, ambas en 1998.

4. Óptimo calendario

Para el segundo semestre del torneo, regularmente se juegan a partir de marzo los cuartos de final, mientras que las semifinales y final se juegan en abril e incluso a principios de mayo.

Uno de los pretextos más habituales es que los clubes de la MLS es que apenas están arrancando el campeonato local y por lo tanto no vienen en ritmo. Sin embargo, ese no puede ser ya un pretexto, si no, ¿cómo se explica que Real Salt Lake llegara hasta la final o que Seattle eliminara a los Tigres, o que San Jose Earthquakes haya llevado a Toluca hasta los penaltis en cuartos de final la temporada pasada?

Además, la MLS ya arranca a principios de marzo, lo cual requiere que los clubes estén jugando torneos de pretemporada desde febrero, por lo cual llegarían con ya varios partidos en la espalda a las instancias definitivas de la Champions.

Y sin afán de hacer una odiosa comparación de ligas sino de simplemente dar un ejemplo en el que el pretexto sea nulo, podemos tomar como referencia a los clubes europeos que tienen un prolongado receso invernal antes de disputar instancias definitivas de sus respectivos torneos continentales a partir de febrero. Los exitosos y admirados clubes de la Bundesliga incluidos entre ellos.

Es responsabilidad de los técnicos en turno de preparar al equipo adecuadamente para llegar embalados a las instancias finales de la Champions.

5. La Localía

2906052.jpg

Timbers Army, la barra brava de los Portland Timbers, provee uno de los mejores escenarios en el fútbol norteamericano. 

 - USA Today Sports

La localía en todo su esplendor puede ser explotada para tener esa ligera ventaja sobre los rivales aztecas. Hacerles el ambiente lo más hostil posible dentro de los límites de lo permitido.

Portland y Kansas City tienen sus estadios regularmente repletos de sus fervientes hinchas que no paran de alentar. Esto lo deben de trasladar al torneo continental y limitarles el acceso a los aficionados contrarios para hacer pesar la localía con su público. Red Bulls también podría hacer lo mismo, ya que tienen un estadio adepto exclusivamente para la práctica del futbol.

Al D.C. United se le complicaría un poco más, ya que juegan en un estadio no especifico de fútbol, pero aun así cuentan con lo otra ventaja de la localía que deberían explotar los clubes emeleseros; el clima.

Wahington DC, Nueva York y Kansas City contarían con climas que podrían rayar en lo gélido, y deberían de aprovecharlo como lo hace la selección de Estados Unidos desde hace varios años.

Columbus se convirtió en una fortaleza de hielo inquebrantable para los mexicanos en las eliminatorias, en un tema que ya parece ir incluso más allá de lo climático y parece haber llegado ya a lo psicológico. Y si de climas extremos, basta con recordar cómo se jugó el Estados Unidos vs. Costa Rica en Denver en el Hexagonal final. El mismo Sporting jugó en un clima extremo en la final de la Copa MLS en diciembre pasado, con temperaturas bajo cero (centígrados).

Los clubes de la MLS están en posiciones inmejorables de aprovechar su localía como nunca antes lo habían hecho.