all-star-2014-nice-menu

All-Star | El reencuentro emotivo entre Pep Guardiola y Thierry Henry en el Partido de las Estrellas

La Ciudad de las Rosas vivió una fiesta, y como tal tuvo todos los ingredientes de un evento de tal magnitud en el Partido de las Estrellas, en el que los jugadores de la MLS derrotó por 2-1 al Bayern.

Más de 20 mil personas que se vistieron de gala para recibir a sus huéspedes, tres invitados que pusieron a todos a bailar y otros dos que al cierre de la fiesta protagonizaron un espectáculo bochornoso. Todos los elementos de una fiesta.

Sin embargo, también fue el momento propicio para que dos amigos del pasado – maestro y pupilo – se reencontrarán en la cancha.

“Estoy muy feliz por la presentación [de Thierry Henry] porque demostró que tiene mucho talento”, aseguró Guardiola en la conferencia de prensa después del partido.

Previo a ello y tras el silbato final del árbitro, Guardiola se acercó a Henry en el campo, antes de ingresar a los camerinos. Allí, conversaron durante algunos minutos y compartieron varios abrazos entre ellos.

Guardiola fue el entrenador de Henry durante tres temporadas (2008 – 2010) en el Barcelona, antes de que el francés fuera traspasado a los New York Red Bulls. En su primera temporada juntos ganaron cuanto titulo disputaron, incluyendo la UEFA Champions League y el Mundial de Clubes.

“Fue un honor para mí ser su entrenador, él me ayudó mucho en mi primer año en Barcelona”, se sinceró Guardiola. "Fue muy importante para que consiguiéramos la triple corona [2008-09], y estoy muy feliz porque se merece lo mejor”.

Henry jugó 48 minutos hasta que fue reemplazado por Landon Donovan al comienzo de la segunda mitad en el Partido de las Estrellas. Durante ese periodo de tiempo el capitán del Equipo de las Estrellas tuvo dos oportunidades de gol, una de ellas un remate desde tres cuartos de cancha en el que buscó sorprender al arquero Tom Starke.

El reencuentro entre Guardiola y Henry en bandos opuestos significó el que pudo haber sido el último All-Star Game del delantero de los Red Bulls. Por eso, el homólogo de Guardiola, Caleb Porter, quien había decidido cambiar a todos sus once jugadores para la segunda mitad, decidió mantener a Henry durante el comienzo de la misma para que al ser sustituido, la afición le diera un momento que nunca olvidará.

“Sentí que merecía ese tributo al comienzo del segundo tiempo sin importar cuál sea su futuro”, afirmó Porter en su conferencia de prensa. “Ha sido enorme para esta liga y ha hecho mucho por el fútbol en este país y ha tenido una maravillosa carrera, y por eso sentí que merecía ese tributo”.

Al respecto, Henry fue agradecido, pero sin dejarse llevar por la emoción, como siempre se ha caracterizado.

“Es genial, saben”, le dijo el francés a los periodistas después del partido. “La recepción fue enorme, y cuando salí, la verdad no lo esperaba, pero realmente fue maravilloso”.

Sea o no su última participación en un Partido de las Estrellas, el capitán de los Red Bulls supo mantener sus opciones en cuanto a su futuro y posible retiro del fútbol. “Quizás sí, quizás no sea mi último Partido de las Estrellas. No lo he decidido aún”, concretó.

Para cerrar la noche, y de paso, despedirnos de la fiesta que armó Portland, Guardiola reconoció la excelencia de Henry,

“Fui entrenador de uno de los mejores jugadores del mundo”, indicó el entrenador del Bayern.