all-star-2014-nice-menu

All-Star | Michael Bradley y Tim Cahill consideran que el Partido de las Estrellas es una gran oportunidad para mostrar el nivel de la MLS al mundo

PORTLAND, Ore. – Cuando se habla de un Partido de las Estrellas, muchos se atreverían a pensar que se trata de otro amistoso mas, de un “break” a mitad de temporada, una vitrina de jugadores, o de un partido de exhibición y pare de contar.

No obstante, para sus protagonistas la importancia del mismo va mucho más allá de ganar aplausos y elogios por aquí y por allá, ya que consideran que hay cosas mucho mas importantes que un mero triunfo las que están en juego.

“Considero que si deseas crecer como liga realmente tienes que representarla a nivel internacional jugando ante uno de los mejores equipos del mundo y de gran calibre”, dijo el volante del New York Red Bulls Tim Cahill.

“Es importante también para la afición, y demostrarles también en que nivel estamos.  Para mi, esto se resume en jugar futbol ante los mejores y esta es una gran oportunidad”.

El volante de Toronto FC y seleccionado estadounidense Michael Bradley coincide con el pensamiento de Cahill, al manifestar la gran responsabilidad de demostrar el nivel del futbol estadounidense.

“Al final del día esto es solo un partido amistoso y es un Bayern Munich que aun esta en la pretemporada y un equipo que se agrupo con apenas uno o dos días de anticipación provenientes de diferentes clubes”, dijo el volante de Toronto FC Michael Bradley.

“Pero cuando ya lo analizas bien no hay duda de que cuando juegas ante un equipo como el Bayern que tiene tanta reputación a nivel mundial en ser en una año uno de los mejores equipos del mundo, es importante aprovechar esta oportunidad, salir a la cancha y demostrar que el futbol en nuestro país esta mucho mejor cada día”.

Teniendo de frente a un rival como Bayern Munich, el conjunto de Estrellas de la MLS es consciente de la responsabilidad que tienen encima el demostrar con resultados el gran avance futbolístico de la liga estadounidense, aunque no todos consideren que este formato se un medidor definitivo del nivel absoluto de la liga.

Con apenas dos días para agruparse y desarrollar la estrategia de juego para su rival, un Bayern Munich que esta en plena pretemporada y que apenas tendrá de vuelta a sus siete campeones del Mundo con Alemania y al holandés Arjen Robben el martes, el duelo mas bien se presta como una oportunidad para celebrar el gran momento futbolístico que atraviesan varios jugadores.

Al menos así lo ve el DT Caleb Porter.

“No se puede armar un equipo en dos días.  Lo mejor que puedes hacer es mantenerlo muy simple y quiero que estos jugadores regresen a sus equipos muy saludables”, dijo el DT en conferencia de prensa.

“Es una celebración para estos jugadores y para sus carreras.  Ojalá podamos hacer de esto un partido competitivo y entretenido, ya que tenemos excelentes jugadores tanto en ataque como en defensa.  Vamos a hacer de este un partido entretenido”.